El oráculo

IMG-20150508-WA0001

 

Si todavía queda algún paisano que piense o se crea que en las elecciones municipales del próximo 24 de mayo van a competir tres partidos de distinto credo político por alcanzar el gobierno municipal de este pueblo, es que no se ha enterado o no se quiere enterar, pero conviene que se vaya espabilando para que no se le quede cara de panoli cuando quiera rascarse el chichón una vez superada la verbena.

No es que estén en liza electoral ahora mismo en Valdeavero tres opciones de diferentes tendencias políticas: un partido de izquierdas como el PSOE (disculpe el lector la risa floja), uno de derechas tal que el PP (perdón por la carcajada), y otro más a la derecha como el PXL (ojito al dato). Si me apura incluso diría que ni tan siquiera está en cuestión dirimir entre tres nombres propios. Nada de eso.

Salvo algún socialista despistado, hasta el propio Quintana sabe que quien encabeza la lista por el PSOE es al socialismo y al partido que la cobija lo que una tenia al intestino grueso donde prospera. No es por malmeter, puesto que de su escrupulosa desafección por tan longevas siglas da cuenta ella misma en las reuniones que mantiene a la caza desesperada de votos. Pero fue a ella a la que eligieron en el rosario sociata y no al gran timonel para encabezar el cartel. Cría grajas. De la misma forma que, independientemente del cariño filial y coleguil que profese el círculo de allegados por la criaturita, pretender que el cabeza de lista por el PP sea el alcalde de Valdeavero es como colocar a Belén Esteban al frente de la operación retorno después de vacaciones y esperar que transcurra todo con normalidad. Quedaría bizarro y cuore, pero no es el sálvame ni el candidato precisamente el príncipe del pueblo que requiere Valdeavero. Del tercero en discordia electoral podríamos decir que por mucho que sea coherente a principios y valores políticos en las duras y en las maduras, se lo montase bien mientras fue alcalde y haga unos programas electorales molones, no deja de ser un forastero, un extranjero.

En realidad, lo que hay en cuestión aquí y ahora no es más que la designación del capataz que ha de estar al cuidado de la finca por otros cuatro años, transcurrido el molesto trámite de hacer creer al ciudadano que decide con su voto, mientras los dueños del cortijo siguen haciendo caja con las rentas y plusvalías que el municipio y el ayuntamiento les viene procurando, dejando al populacho la pelea de gayos para que se entretenga en la red, al tiempo que va pasando por caja para asegurar el mantenimiento del redil y la paga de los caporales a base de impuestos, no lo van a poner todo ellos.

Así pues, no son tres, ni dos contra uno, ni dos en uno contra otro, los contendientes de estos días. De hecho, el verdadero protagonismo electoral lo reclama para sí el faro y mojón del ser y estar de Valdeavero, con el que no habíamos contado para tan señalada ocasión. No sabemos si por la pelusilla que ha causado el primaveral cartelón del PXL en la rotonda de acceso al pueblo, el moisés de Valdeavero no ha podido sustraerse a emitir su iluminado pronunciamiento electorero. Y es el caso gozoso que el oráculo de la feligresía socialista, el cancerbero de las esencias prístinas e inmaculadas de Valdeavero, ha tenido a bien posar su mano sobre la testuz del ungido con un arrobado mensaje progresista: para que Valdeavero siga siendo como siempre, todo amor, concordia y buen rollito, votad al Perejil. Todo un soberbio ejemplo de coherencia y responsabilidad contrastada a la luz de la trayectoria política de quien pocos meses antes manifestaba motu proprio voto para Maitín.

Si los caminos del Señor son inescrutables, no digamos los vericuetos y bambalinas de sus directores de escena, que se dan por aludidos a la mínima y se les aguza el viento a chamusquina cuando oyen la propuesta del PXL de auditar las cuentas municipales, con el fin de conocer en qué y cómo se han gastado los recursos municipales; no solo el debe y el haber, sino el tiene que estar. De tal forma que, ante la indigencia política mostrada por el PSOE y el PP, huérfanos de verdaderos líderes, el parto de los montes ha venido a alumbrar la quintaesencia programática del PPSOE de Valdeavero, toda ella caciquil, sectaria y retrógrada. Ya solo basta alimentar convenientemente la vanidad del roedor para que evolucione como los pokémon, de oráculo y repartidor de credenciales de valdeaverismo, a candidato de los encastes locales para las próximas elecciones municipales. Sería lo suyo.

No obstante, resulta irónico que el único candidato de los tres que hace campaña política y se esfuerza por hacer llegar sus propuestas a los vecinos, pretendan despacharlo desde fuera señalando que es un “incendiario” y que “actúa movido por el rencor”, cuando de los tres es el único que no tiene nada que temer y nada que deber, con auditoría o sin ella, para presentarse de nuevo dignamente ante sus convecinos y ponerse a su disposición conforme al mandato democrático que estimen más oportuno, no según acuerden previamente en un despacho de Madrid.

En cualquier caso, hay algo incuestionable que debemos agradecerle los vecinos de Valdeavero a Maitín, especialmente sus más encarnizados enemigos y detractores, oráculos incluidos, y es que gracias al  compromiso ciudadano y político demostrado durante más de doce años, cada uno de los vecinos de esta pequeña comunidad ha tenido la oportunidad de retratarse de manera precisa y cierta conforme a la escala de valores que rigen en lo más íntimo de cada cual, no solamente en el lábil y cínico postureo político. Con su actuación pública ha venido a remover el légamo más profundo que conforma la localidad, sacando a la luz las pulsiones escondidas y decantando los nombres propios que vienen impidiendo la prosperidad del municipio, afanados como están en que Valdeavero siga siendo lo de siempre como siempre por los de siempre.

Ya le digo yo a usted que después de esta baza, nunca máis.

Anuncios

~ por elpinochedevaldeavero en mayo 13, 2015.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: