Emblemática de campaña

emblema

Los procesos electorales son como las procesiones, donde cada cofradía saca su cristo, santo o virgen a pasear de la manera más vistosa para admiración del respetable devoto. En realidad, lo que se pone en juego es todo un conjunto de símbolos y significados abreviados de imágenes, palabras, formas y colores con los que llevar el mayor número de parroquianos al respectivo fervor.

En mi empeño por dar con una fórmula que ayude a interpretar de manera precisa los envoltorios y mensajes puestos a circular estos días de campaña electoral por los distintos contendientes, me vienen a la memoria los grandes autores de la literatura emblemática de nuestro Siglo de Oro, Covarrubias, Gracián, Saavedra Fajardo, entre tantos otros, que culminaron el modelo icónico-verbal refinado formulado en el s. XV por el humanismo renacentista, gracias a la obra de Alciato Emblemantum libellus. Según este modelo interpretativo, toda representación emblemática incluye tres partes principales para su comprensión: la inscriptio, es decir, el mote o lema que le da título, la pictura, el cuerpo o imagen simbólica que lo representa, y la suscriptio, declaración o epigrama que sirve de pie y explicación a la imagen.

Así pues, pasemos revista a los emblemas de campaña puestos en juego por los tres partidos concurrentes a estas elecciones municipales en Valdeavero.

Empezando por el mote, los del PSOE han elegido  “gobernar para la mayoría”, algo que no deja de ser totalmente contradictorio con su propia trayectoria, ya que se negaron a aceptar la mayoritaria elegida por los ciudadanos las pasadas elecciones, conspirando delictivamente contra ella toda la legislatura. Por otra parte, y esto es lo más preocupante, olvidan que desde que se adquiere la condición de concejal no se está al servicio de un partido, sino de todos los vecinos, aunque ellos entiendan que son todos los vecinos los que han de estar a disposición de lo dictado desde el sanedrín de su partido.

Los del PP han optado por un lema repleto de infinitivos que reza “trabajar, hacer, crecer”; demasiadas acciones consecutivas y simultáneas para el trio calavera que lidera la lista electoral, tan en contraposición a lo demostrado durante los tres años que han tenido ocasión de manejar el Ayuntamiento, supeditados al PSOE y a lo que se decidía fuera del pueblo.

Por su parte, el lema del PXL se sustancia en un “Valdeavero somos todos” y “comprometidos por Valdeavero, con las manos limpias”, que traslada una clara intención inclusiva, abierta, compartida, higiénica y proactiva referida al lugar específico de atención, no sobre abstracciones sin concretar; un aquí y ahora que no ofrece equívocos.

Respecto a la imagen ofrecida, más allá de los logos que distinguen las siglas de cada partido, con el del PXL como novedad en las citas electorales municipales del pueblo, cada uno de ellos se acompaña de una personificación concreta. En el PP, el medio cuerpo de perfil del candidato, visto junto a la rubicunda Cifuentes, no deja de evocar a la Bella y la Bestia, mientras que por separado, pesan más los tres infinitivos que la pequeña figura que ha de sustentarlos, ofreciéndose al espectador con una mueca de circunstancias. Vistos en conjunto, los del PP parecen sacados de una película de Berlanga, con ese toque desconchado y amontonado, como de andar por el patio de casa, perdón, quise decir de palacio.

El cuerpo elegible del PSOE se nos presenta en forma de pretenciosa orla gris, agrupados sus congregantes a modo de constelación de satélites alrededor de una estrella rutilante de mirada y rictus inquietante, la cabeza ligeramente ladeada, como poseída por el ansia y la soberbia que brota de unos ojos un tanto desencajados. Tacaños con el color, farragosos en la expresión y composición, han venido a utilizar las farolas “con la base podrida” de legislaturas socialistas pasadas, que decían en un pleno, para colgar el cartel de la candidata a una escala demasiado pequeña como para que pueda destacar en posición tan elevada.

Los del PXL utilizan, a modo de ironía añadida al significado inicial, la misma imagen del candidato que encabeza la lista con la que ganó las anteriores elecciones, formalito y mirando de frente. Son los que sin duda tienen una presencia general más colorista, cuidada y continuada de todas las ofrecidas, destacando el tamaño y situación estratégica elegidos para mostrar el contenido más vital y cohesionado de su mensaje político en la rotonda de acceso al pueblo. De hecho, son los únicos que se han tomado en serio estas elecciones municipales y los que han confeccionado un programa electoral para la ocasión, donde cada miembro de la lista tiene ocasión de manifestarse ante los vecinos.

Es significativo que los que tienen más recursos, PP y PSOE, son los que menos se han rascado el bolsillo para hacer llegar a sus convecinos de la mejor manera posible, el mensaje para que les otorguen el voto. Son roñosos y desdeñosos hasta para eso.

En lo referente a la declaración con la que completar lema e imagen, la cosa no está tan clara como a simple vista pudiera parecer.

Por un lado, la impostura política del PSOE, en su ansia por recolectar votos, le lleva a postularse como un partido más a la derecha que el propio PP; de hecho tienen tomada la sacristía y el cepillo de la iglesia (resulta esperpéntico cómo la ínclita socialista encargada de pasarlo por los bancos, dice eso tan cristiano de “a la iglesia hay que venir con dinero” a quien no afloja el óbolo). Conforme a su sentido oportunista, aparecen de repente apropiándose sin ningún pudor de los argumentos y actuaciones que han venido criticando e ignorando, con el falso mensaje de “recuperar la ilusión”, apelando ahora a la participación ciudadana, al AMPA (que en otra burda manipulación de su comisaria política socialista, convoca a una reunión ecuménica de las familias del pueblo para el día 20, en vísperas de las elecciones), a La Cardosa, al mismísimo Halloween, declarando amor y buena disposición hasta a las farolas, eso sí, solo para la mayoría, las minorías chitón o puerta.

Por otro, el PP, siendo el partido ganador de las pasadas elecciones y supuestamente el que ha gobernado el municipio los últimos años, se comporta como un partido ausente y silente, sin poner mucho empeño  en el proceso electoral, sabiendo que gane o pierda, el pacto lo tiene ya amañado con sus supuestos contrincantes socialistas desde Madrid. Si lo analizamos con detalle, los del PP, salvo en su etapa con Maitin, nunca han tenido vocación de gobierno en Valdeavero; incapaces de pensar en otra cosa que no sea su estatus y acomodo personal, como para tener que dar explicaciones de sus apaños en los plenos ante los vecinos; en realidad, les da igual quién esté en el Ayuntamiento y qué principios conformen dicha institución, acostumbrados a hacer de su capa un sayo. De ahí su indigencia programática y su dependencia de instancias externas a Valdeavero, que se concreta en su actual expresión cutre y servil.

Nos queda el PXL, que viene a señalar con claridad meridiana su posición respecto a la corrupción, la transparencia en la gestión diaria del ayuntamiento, la participación ciudadana y la atención a las necesidades concretas, que detallan en su programa electoral como prueba contractual con los vecinos.

Y poco más que señalar sin necesidad de apelar a la literatura y a la emblemática, para que cualquiera de los vecinos de Valdeavero sepa de lo que estamos hablando. Hace mucho que no quedan inocentes en este pueblo, pero mientras existan ciudadanos sigue existiendo la oportunidad de cambiar las cosas para vivir de una manera más próspera, justa y pacífica. Lo conseguimos una vez, y por eso nos lo arrebataron. Nadie dijo que vivir como ciudadanos libres viniera incorporado de serie por el simple hecho de meter una papeleta en una urna. Qué mejor ejemplo que Valdeavero; ficta religio, que diría Alciato.

 

Anuncios

~ por elpinochedevaldeavero en mayo 18, 2015.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: